Orgullosos de vosotros

Campeones del mundo, campeones de Europa, subcampeones olímpicos. Que a nadie se le olviden esos detalles en forma de medallas. La rabia y la tristeza por la derrota no deberían convertirse en acidez ni inquina contra un equipo que en los últimos 10 años nos lo ha dado todo. El deporte profesional es de una exigencia voraz y si no se va con todo, la derrota es tu mas fiel compañera.

Nosotros lo dimos todo sobre la cancha pero en el set de comentaristas teníamos un lujo que lleva dictando quien se sube al podio desde hace 6 años, Pau Gasol. Somos muy buenos, buenísimos, pero quien desequilibra la balanza a nuestro favor es el doble campeón de la NBA. Sin él podemos combatir contra cualquiera pero el resultado es incierto. Unas veces ganaremos, otras perderemos. Como sucedió ayer.

Serbia dominó todo el partido y dió la impresión de que lo hará también los próximos años. Su calidad debajo de los aros y en el tiro exterior nos fulminaba una y otra vez. Nuestra defensa hacía aguas. Sólo nuestra casta nos hizo pegarnos como sombra a pesar de sus tirones de clase. A dos minutos del final perdíamos de 8. Volvimos a remontar y empatamos cuando quedaban 25 segundos.

Teodosic, a sangre fría como el retrato de Truman Capote, se adueñó del balón. Quería pasar a la historia como el verdugo del campeón y, con un triple de más de 9 metros, nos clavo la puntilla. Nos hiere el orgullo y acaba con nosotros. Por ahora.

Dentro de 2 años en Londres que nos den por muertos. Nos encanta dar sorpresas.

  • Comparte LifeStyle en Facebook
  • Comparte LifeStyle en Twitter
  • Comparte LifeStyle en Delicious

0 comentarios

Nuevo comentario

  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Allowed HTML tags: <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Lines and paragraphs break automatically.

More information about formatting options

CAPTCHA de imagen