Repostaje de GLP

El GLP es un combustible que en el depósito del automóvil se encuentra en estado líquido y su presión allí es de unos 7 bar. Cuando llenamos el depósito si está vacío entra en estado gaseoso y al llegar a la presión de unos 7 bar se transforma en líquido. Su volumen aumenta en función de la temperatura, un 0,25% por grado, por lo que el depósito se carga al 80% para que siempre hay un margen por dilación.

Para repostar es muy sencillo, ya que en el depósito los vehículos llevan un flotador que corta el paso del gas en la entrada. Normalmente la instalación a GLP viene de fábrica aunque también es común que se compre el vehículo a gasolina y posteriormente se adapte para GLP.

Para repostar, se necesita un adaptador que viene con el vehículo. Éste es diferente para cada país de comercialización de vehículos; en caso de que se tuviera que utilizar en otro país, es necesario informarse sobre el tipo de adaptador que hay que usar

En cuanto a los puntos de repostaje, el objetivo es llegar a 1.000 para 2.015 y alcanzar a una cifra de 200.000 vehículos propulsados con AutoGas. Los operadores más interesados son:

Repsol: 400 puntos de venta hasta 2.015 y Acuerdos con Ayuntamientos.

Cepsa: 50 puntos de venta hasta 2.015.

Primagas: Acuerdo con red de Asistencia AVIA y acuerdo con puntos de venta independientes.

 

 
  • Comparte LifeStyle en Facebook
  • Comparte LifeStyle en Twitter
  • Comparte LifeStyle en Delicious

0 comentarios

Nuevo comentario

  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Allowed HTML tags: <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Lines and paragraphs break automatically.

More information about formatting options

CAPTCHA de imagen