Entrevistamos a Rodrigo Sánchez

Con toda sinceridad, hasta que no estuvimos en la exposición de hace un año en la que se celebraba el 20º aniversario de la revista Metrópoli, el nombre de Rodrigo Sánchez no nos decía nada especial. Eso , cada semana la portada de esta publicación lograba saltarnos el clic interno que regula nuestros niveles de sorpresa. Su forma y contenido son tan mutables y flexibles como un actor del Método. Con toda justiciaesa Colección Metrópoli, aprendiendo de las células de las que se compone, también ha cambiado de aspecto, volumen y lugar. Ahora son 200 las portadas expuestas en La Casa Encendida. Todo un lujo poder admirarlas en gran formato. Todo un lujo poder charlar con la ecléctica mente que hay detrás de ellas.

Lifestyle. ¿Quién es Rodrigo Sánchez?

Rodrigo Sánchez. Rodrigo es un periodista metido a diseñador, pero periodista a fin y al cabo. Como periodista se licenció en la Universidad Complutense de Madrid. Como diseñador ha sido autodidacta teniendo como modelos a Juan Espejo (ABC), Eduardo Danilo y Roger Black (DaniloBlack Design) y Carmelo Caderot (Diario 16, El Mundo). Lo demás ha venido con los años, los esfuerzos y la pasión por los detalles. Y ahí está el secreto, en los detalles, el ir por la calle y fijarte en los carteles de las tiendas (de las bonitas y, sobre todo, de las feas), en las publicidades callejeras, en los grafittis, en el mobiliario urbano, en la gente, en cualquier forma de arte… Y, por supuesto, siempre pensar que todo es posible hacerlo mejor y de otra forma posible. No hay que dar nada por sentado y que, por ejemplo, un cartel del oeste americano (, esos del WANTED) se puede hacer con cualquier tipo de letra. Que el fondo y la forma conjugan un mensaje común, que ambos se ayudan y se complementan pero…la forma de algo no quiere decir que no tenga otras posibles.

LF. ¿Por qué decidiste unir diseño y periodismo?

RS. El periodismo impreso y el diseño han estado unidos desde la invención de la imprenta. Los tipos móviles (que ese fue el invento de Gutenberg) se diseñaron para facilitar la legibilidad frente a los manuscritos. Se facilitaba la lectura y la rápida reproducción de copias. A partir de ahí, se han manipulado esos tipos y los diferentes espacios destinados a albergarlos: manchas de página, columnas, destacados, titulares, márgenes de página, folios, capítulos, letras capitulares... Todos los elementos impresos en una hoja de papel (periódico, revista, libro, panfleto, póster, etc.) han requerido previamente una decisión relacionada con el diseño. Una decisión tan sencilla como elegir imprimir un dibujo o una fotografía, incluso si esta es a color o blanco y negro, son decisiones relacionadas con el diseño. Lo que ocurre es que a veces esas decisiones no son más que elecciones de unos diseños preestablecidos. Básicamente lo que hacen muchas publicaciones es emular el juego infantil de vestir el dibujo de una muñeca en paños menores con vestidos recortables con pestañitas para fijarlos sobre la muñeca. Eligen qué ropa poner a su muñeca desnuda, pero son trajes previamente diseñados, y sólo es posible combinar los elementos existentes.

Lo que hace Metrópoli es diseñar esas ropas, su forma, su tamaño y su estampado. Pero va más allá y también se atreve diseñar la propia muñeca y llegado el caso, cambiar su género, su edad, incluso la especie o, simplemente, dejarla desnuda.

LF. ¿Qué criterios se establecieron para elegir las 200 portadas de la nueva exposición?

RS. Han sido criterios estéticos y de concepto. Hay unas 70 u 80 que son básicas, indiscutibles. Hay muchas que se merecían estar expuestas pero, evidentemente, no caben todas. Hay portadas que pueden no ser significativas desde el punto de vista del diseño, pero desde la osadía, el sentido del humor o la oportunidad. Una combinación de todo ello es lo que hace la selección atractiva. Hay portadas para diseñadores, para periodistas, para amantes del cine, de la música o de la gastronomía. Hay portadas para todos ellos y alguna para ninguno. No podemos contentar a todos a la vez, pero alguna vez a cada uno de ellos.

LF. ¿Tienes alguna portada favorita? ¿Y alguna menos favorita?

RS. La Delgada Linea Roja es mi favorita. Creo que aúna sentido del humor, audacia, oportunidad y un poco de diseño. Y la menos favorita…muchas, muchas. Algún día habría que hacer una exposición sobre las peores portadas de Metrópoli. Me consuela lo que un importante diseñador americano me dijo sobre este trabajo: "la peor de las portadas de Metrópoli sería la mejor portada de muchísimas otras revistas".

LF. Comprobamos que hay una gran tendencia a los estrenos de cine, ¿eres muy aficionado?

RS. El cine es uno de los grandes espectáculos populares. Por relativamente poco dinero podemos ver un show colosal en el que todo es posible. Casi todos nuestros referentes culturales, actuales y pasados, han pasado o pasarán por el cine. Los ídolos más deseados y queridos son actores o directores y las grandes causas, epopeyas, guerras y mitos humanos, han sido y siguen siendo temas de película. Podríamos decir que el cine lo es todo. Es lógico que una gran parte de las portadas sean referentes a estrenos de cine. Me gusta el cine, pero no voy todo lo que debiera.

LF. La última obra maestra que hayas visto en un cine.

RS. Obras maestras pocas, pero algo muy cercano a ello me pareció la tercera parte de Toy Story. Un Hombre Soltero de Tom Ford también me pareció una historia muy bien contada, sencilla, emocional, impecable.

LF. ¿Tienes una opinión formada sobre la Ley Sinde?

RS. Creo que hay que pagar por la cultura. Siempre ha sido así hasta la llegada de las descargas ilegales. Cuando alguien quería oír un disco se lo compraba, lo grababa de un amigo o lo oía en la radio (aunque con publicidad). El cine sólo era posible en las salas o en la televisión, también con publicidad. Una serie de tv se puede ver con anuncios, que es otra forma de pagar, en las cadenas generalistas o suscribiéndose a un servicio por cable o comprando las cintas. ¿Por qué ahora ha de ser todo gratis? Hay mucha gente que vive para esta industria y para dar este producto al público. ¿Por qué no ha de cobrar por su trabajo? ¿Es gratis el metro, el taxi o las hamburguesas? No entiendo por qué hay cosas que consideramos que hay que pagarlas y otras no. Sin embargo, no me gusta en absoluto como La Ley Sinde ha resuelto este problema, establece un sistema en el que pagan justos por pecadores.

LF. ¿Qué te inspira, Rodrigo?

RS. La vida. Parece una cursilada, pero es así. Vivir es inspirador y cuantas más experiencias… mejor. Por eso lo de que la experiencia es un grado. Sin duda sé mucho más ahora que hace unos años y, sin duda, he mejorado mucho en mi trabajo. He aprendido de mis errores, de otros profesionales pero, básicamente, es que he vivido más.

LF. ¿Sobre qué noticia o evento te gustaría ilustrar una portada?

RS. Cualquiera. Soy periodista. Las noticias surgen, no se eligen.

LF. Tu lugar favorito de Madrid.

RS. Mi casa, sin duda, pero como no pienso invitar a todos sus lectores a que la conozcan me inclino por cualquier rincón del Retiro.

LF. Una pregunta final, ¿Cómo es trabajar con Pedro J. Ramírez?

RS. Es el mejor periodista que conozco, lo lleva en la sangre. El periodismo es su vida y, su periódico, es una extensión de su vida. Además deja trabajar a la gente en la que confía. La libertad de expresión que se preconiza desde las páginas de su periódico se aplica dentro de sus muros. No es una expresión vacía. Este trabajo, las portadas de Metrópoli, no podría haberse realizado en ninguna otra cabecera, de eso creo estar seguro. Trabajar con profesionales y en empresas así es un privilegio. El mérito no es sólo de quien hace, sino de quien deja hacer.

[En la foto que preside esta entrevista aparecen: Rodrigo Sánchez, Pedro J. Ramírez (Dtor. de El Mundo) y Pepe Guirao (Dtor. de La Casa Encendida) y ha sido tomada del perfil de Facebook Colección Metrópoli ].

  • Comparte LifeStyle en Facebook
  • Comparte LifeStyle en Twitter
  • Comparte LifeStyle en Delicious

0 comentarios

Nuevo comentario

  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Allowed HTML tags: <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Lines and paragraphs break automatically.

More information about formatting options

CAPTCHA de imagen