Testigos y cómplices de Leon Golub

Muchas veces se ha catalogado a Leon Golub como el pintor de la brutalidad y los horrores des personas, de lo devastador que puede llegar a ser su comportamiento con otros seres humanos. Su objetivo en muchas de las obras es colocar al espectador delante de la obra de arte y que se sienta incómodo por ser partícipe del contenido que retrata. Hasta el lunes 12 de septiembre el Museo Reina Sofía, en su espacio del Palacio de Velazque (Paseo de El Retiro), le dedica una exposición en Madrid a este artista neoyorquino.

Las circunstancias sociales y políticas que se impusieron a partir de los años 50 siempre fueron protagonistas en sus obras. Horrores como la Guerra de Vietnam, el Apartheid sudafricano o las luchas colonialistas tienen una papel preponderante en su corpus artístico.

La muestra es una selección de las obras más populares de Golub pero también pretende sumergirse en épocas menos documentadas como su primera fase informalista, las esfinges realizadas en los cincuenta, las pinturas de napalm de los sesenta y los retratos de dictadores y torturadores en interrogatorios cargados de violencia., 

Golub nunca se arredró a los límites impuestos por ningún movimiento o vanguardia. Fue fiel a su estilo y su pincel fue un microscopio minucioso y denunciante de hechos terriblemente humanos. Se atrevió con nuestro reverso oscuro y le puso un flexo  interrogatorio para ver qué alcanzábamos a contestar. Horriblemente genial.

  • Comparte LifeStyle en Facebook
  • Comparte LifeStyle en Twitter
  • Comparte LifeStyle en Delicious

0 comentarios

Nuevo comentario

  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Allowed HTML tags: <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Lines and paragraphs break automatically.

More information about formatting options

CAPTCHA de imagen